entrevista al prior de convento de santo domingoLos Dominicos y La Chinkana



Reconstrucción de los hechos

No existe la menor duda de que durante muchos años los dominicos han sabido de la existencia del túnel (chinkana), ya que desde los tiempos de Francisco Pizarro ellos fueron los primeros en descubrirlo. Después del terremoto de 1650, la zona de la iglesia edificada encima de los templos incas fue remodelada totalmente.
Se construyeron varias criptas debajo del altar mayor y el crucero, se modificó el suelo y algunas áreas que habían sido afectadas por el terremoto. Durante estos trabajos los dominicos hallaron la entrada del túnel (chinkana) cerca del sector del Salón del Sol. El subsuelo de este sector había sido cerrado por el Inca Huascar o sus sacerdotes antes de la llegada de los conquistadores, ya que a través de este acceso el inca evacuó parte de los tesoros más importantes del Imperio y los hizo depositar en unas cámaras especiales debajo del complejo de Saqsaywaman.

Los padres dominicos al hallar este túnel decidieron construir una cripta en este sector uniendo la entrada del túnel inca a la cripta colonial. Desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XX esta cripta estuvo totalmente cerrada y restringido su acceso. Era la misma cripta dónde Anselm Pi Rambla, Francisco Serrat y el Prior del Convento habían entrado en el año 1982 y también era el mismo lugar dónde el estudiante había salido con un choclo de oro que los dominicos fundieron para elaborar una corona a la virgen.
nota: relato mencionado en Pruebas de la existencia de los túneles

Irresponsabilidad Histórica

Posteriormente entre los años 1985 y 1988, por razones desconocidas (posiblemente por el fuerte sismo ocurrido en 1986), los dominicos decidieron cerrarla, bloquearla y esconderla definitivamente. Todo este cierre quedó en estricto secreto y solamente lo supieron algunos priores del Convento. El Padre Gamarra, como Prior y artífice del Convenio que firmamos con el Gobierno y nuestra sociedad en el año 2000, sabía que la chinkana existía por informaciones de sus antecesores en el cargo, pero no sabía exactamente el lugar de su ubicación dentro del Koricancha, como tampoco el cierre y su ocultación que mencionamos.

Actualmente gracias a los sucesos históricos acontecidos, los trabajos de excavación realizados, los datos proporcionados por el Georadar y las investigaciones efectuadas por nuestro equipo Bohic Ruz Explorer, hemos podido saber la verdad de todos estos hechos y descubrir el emplazamiento de la Chinkana dentro de la Iglesia actual del Convento de Santo Domingo, el lugar exacto por donde sale del Koricancha en dirección a Saqsaywaman y su recorrido por debajo de la ciudad de Cuzco.
ver informe final proyecto - anselm pi rambla