historiador Ronald CamalaLa Chinkana del Inca - Documento Exclusivo

legajo chinkana

A finales del 2010 el historiador cuzqueño Ronald Camala Valenzuela investigando en la biblioteca de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC), halló un documento sorprendente y exclusivo de los dominicos de Cusco que avala la existencia de la Chinkana y las investigaciones realizadas por el equipo Bohic Ruz Explorer en el Convento de Santo Domingo. Ronald tomó la decisión de entregar las fotos y el informe completo del documento al investigador Anselm Pi Rambla por sus trabajos realizados en el Koricancha.

Así pues, después de 400 años de dormir en las sombras tenemos el honor de presentar a todos Ustedes este importante documento que brinda información vital sobre la Chinkana del Cuzco, así como el verdadero rol de la Iglesia Católica en cuanto a la cuestión.

Traducción de los registros de archivo:

“trata de un documento por la cual un religioso que estaba dedicado a buscar "el tesoro del ynga" en la parroquia de San Cristobal pide permiso al prior y religiosos del convento de Santo Domingo para que pueda acceder a la "chingana que esta en dicho convento y entrar a buscar por ella dichos tesoros, a cambio el se compromete a donar al convento la mitad de todo lo que pueda encontrar. A este ofrecimiento, los religiosos dan su autorización para que pueda acceder por dicha "chingana"”.

Archivo Regional del Cusco. Fondo: Notarial. Siglo XVII Escribano: Francisco Ruiz Negrete. Protocolo. 291. Años: 1642-1643.

legajo chinkana

Redacción original

[f.2] Al margen: Concierto y donación de guaca. El maestro Alonso Fernández de Belasco a el Convento de Santo Domingo desta ciudad.

En la ciudad del Cuzco del Pirú en veinte y ocho días del mes de henero, año de mill y seios y quarenta y dos años. ante mi el escrivo puvo y testigos, estando en el convento de Santo Domingo desta dha ciud parecieron el padre fray Xacinto Arias Montaño, prior y vicario provincial del dho convento, el maestro fray Joseph Ortiz, fray Diego Gonzáles, su prior, fray Diego Gonzáles Agüero, maestro, fray Fernando de Vera, presentado y letor de perima (sic) fray Diego Palomino, predicador general, fray Miguel de Guinea, fray Diego Dexio, fray Antonio de Llano, fray Miguel de la Torre, fray Franco de Luque, fray Juo de Espinosa, fray Nicolás Davila, fray Juo de Tordoya, fray Leonardo Nieto. Todos frayles profesos del dho convento que declararon ser la mayor pte que ay en el y estando juntos y congregados en la sala del capítulo llamados para este efeto a son de campana tañida según lo tienen de costumbre para tratar y conferir las cosas tocantes del servicio de dios, nuestro señor.

Viendo por utilidad del dho convto y estando así juntos el dho pe prior les propuso que como bien sabían y les constava como el maestro Alonso Fernández de Belasco, presbítero, cura propietario de la parroquia de San Xpoval desta dha ciudad esta cavando en la dha parroquia para descubrir el tesoro [f.2v] del ynga a su costa para lo qual a pedido al dho padre prior se le de permición y salvedad al dho maestro para entrar por la chingana que sale al dho convento con que aviendose sacado el dho tesoro, la mitad de lo que se quedare del dho tesoro a de ser para este dho convento quien sea este en el o en su contorno mediante los quales encargo el dho padre prior a todos los dhos relixiosos tratasen y confiriesen serca de lo suso dho entre si y cada uno en particular si conviene aser lo suso dho en pro y utilidad del dho convento y todos de un acuerdo unánimes y conformes nemine disendo (sic) parte aviendolo entendido y conbenido en ello dixeron que davan y dieron permición y facultad al dho maestro Alonso Fernández de Velasco para que pueda entrar por la dha chingana a cavar el dho tesoro con la gente necessa a su costa como va referido y con la calidad y gravamen que se declara en esta escriptura debaxo del qual consintieron en ella. Y estando presste a lo contenido en esta escriptura el dho maestro Alonso Fernández de Velasco la acepto como en ella se contiene y por la presste otorgó que se obligaba y obligo a que del tesoro que Dios diere y se sacare por la dha chingana que sale a el dho convento que quien sea del o en su contorno sacadas quitas, costos y costas la mitad de lo que quedare del dho tesoro a de ser para el dho convento y a mayor abundamiento le haze gracia y donación de las que el derecho llama entre [f.3] vivos y partes presentes con las cláusulas y firmezas necessas para su validación de la dha mitad del dho tesoro que quedare menos quitas, costos y costas como dho es quien se alle en el dho convento o su contorno.

Y le da poder para que tome su posesión con cláusula de constituto y real entrego y para lo ansi cumplir ambas partes cada uno por lo que le toca obligan sus personas y vienes y rentas ávidos y por aver y dieron poder cumplido a las justicias y jueces que de sus causas conforme a derecho puedan y devan conozer de qualesquier partes que sean a cuyo fuero se sometieron y renunciaron el suyo y la ley que dice quel acto deve seguir el fuero del reo para que a lo que dho es les apremien como por sentencia difinitiva de juez competente pasada en cosa jusgada y renunciaron las leyes, fueros y derechos de su favor y la que lo prohive, en testimonio de lo qual lo otorgaron y firmaron de sus nombres en este registro de papel de sello ter-[¨f.3v] zero a los quales yo el escrivano doy fe que conozco, siendo testigos Juan Bautista Nieto, Francisco Díaz y Juan de Llanos, presstes y residentes en esta dha ciudad. Va entrs : y venido en ello: vale.

Fr Jacintho Arias Montaño El Mro Aloo Fz de Belasco

Prior y vico pl

(…) Siguen firmas.

legajo chinkana
 
legajo chinkana

Estos nuevos hallazgos sumados a los informes y pruebas obtenidas por Bohic Ruz Explorer avalan una vez más la certeza de que la famosa Chinkana del Cusco tiene una realidad histórica y no es ningún mito o leyenda como la actual arqueología oficial nos quiere hacer creer, y que por mucho que algunos arqueólogos recalcitrantes e influyentes niegan su existencia, se hace imprescindible y necesario que el Gobierno del Perú a través de su Instituto Nacional de Cultura, tome una decisión definitiva en conceder permisos de excavación en las áreas descubiertas por la sociedad Bohic Ruz Explorer.